Insomnio y enfermedad coronaria: El dúo mortal que debes conocer

.
Publicado: 29-06-2023

La enfermedad coronaria es una condición médica en la cual los vasos sanguíneos que suministran sangre al corazón se estrechan o se obstruyen debido a la acumulación de placa. Además de los síntomas cardíacos, se ha observado que la enfermedad coronaria puede tener un impacto en el sueño y dar lugar a problemas de insomnio.

Esta enfermedad puede afectar el sueño de varias maneras. Los síntomas físicos como el dolor en el pecho, la falta de aire y las palpitaciones pueden dificultar conciliar el sueño y mantener un sueño ininterrumpido. Además, la ansiedad y el estrés asociados con la enfermedad pueden contribuir al desarrollo de problemas de insomnio.

¿Sospecha tener algún trastorno del sueño?

Un estudio publicado en el Journal of the American College of Cardiology encontró una asociación significativa entre el insomnio y un mayor riesgo de enfermedad coronaria. Otro estudio realizado en pacientes con esta afección demostró que aquellos que tenían problemas de sueño tenían un mayor riesgo de eventos cardiovasculares adversos.

Los mecanismos exactos que relacionan la enfermedad coronaria con el insomnio aún no están completamente comprendidos. Sin embargo, se cree que la inflamación crónica, los desequilibrios hormonales y los cambios en la presión arterial durante la noche pueden contribuir a la interrupción del sueño en personas con enfermedad coronaria.

Es importante que las personas con esta enfermedad aborden tanto los síntomas cardíacos como los problemas de sueño . Algunas estrategias incluyen seguir un plan de tratamiento médico adecuado, adoptar hábitos de higiene del sueño saludables y controlar los factores de riesgo modificables, como el estrés y la hipertensión arterial.

Mejorar la calidad del sueño en personas con enfermedad coronaria puede tener un impacto significativo en su bienestar general. Un sueño adecuado puede ayudar a reducir la fatiga, mejorar la función cardiovascular y promover una mejor calidad de vida.

Un tratamiento eficaz
depende de un buen diagnóstico

Última modificación: 29-06-2023