Cómo la dieta puede aliviar el Síndrome de Movimientos Periódicos de la Mandíbula

.
Publicado: 25-10-2023

El Síndrome de Movimientos Periódicos de la Mandíbula (SMPM), también conocido como bruxismo, es una afección que afecta a muchas personas en todo el mundo. Se caracteriza por el rechinamiento o apretamiento involuntario de los dientes, a menudo durante el sueño . Si bien existen tratamientos médicos y dentales para el SMPM, pocos consideran el papel fundamental que puede desempeñar la dieta en esta afección. 

El papel del estrés en el SMPM

Antes de adentrarnos en la dieta, es importante comprender que el estrés es un desencadenante común del SMPM. El estrés y la ansiedad pueden llevar a una mayor tensión muscular en la mandíbula y el cuello, lo que a su vez puede aumentar la probabilidad de rechinamiento dental. Por lo tanto, no solo debemos considerar qué alimentos pueden agravar esta afección, sino también cómo la dieta puede ayudar a reducir el estrés y la tensión muscular.

Alimentos que pueden exacerbar los síntomas

¿Sospecha tener algún trastorno del sueño?

Ciertos alimentos y bebidas pueden agravar el SMPM. En particular, aquellos con cafeína, como el café y las bebidas energéticas, pueden contribuir a la tensión muscular. Los alimentos duros o difíciles de masticar, como los caramelos duros o las nueces, también pueden poner más presión en los dientes. Además, el alcohol y el tabaco son conocidos por aumentar la probabilidad de bruxismo. Reducir o evitar estos elementos de la dieta puede ser beneficioso para quienes padecen SMPM.

Alimentos y nutrientes para el alivio

Por otro lado, algunos alimentos y nutrientes pueden desempeñar un papel positivo en el alivio del SMPM. Por ejemplo, los alimentos ricos en magnesio, como los vegetales de hojas verdes, los frutos secos y las semillas, pueden ayudar a relajar los músculos. Además, los alimentos ricos en calcio, como los productos lácteos bajos en grasa o alternativas veganas fortificadas, pueden ser importantes para mantener la salud dental y prevenir el desgaste causado por el bruxismo.

Por su parte, la hidratación adecuada es clave para la salud bucal y la prevención del SMPM. Beber suficiente agua mantiene la boca húmeda y ayuda a prevenir el rechinamiento dental, ya que la boca seca puede aumentar la fricción entre los dientes. Evitar bebidas azucaradas y ácidas es igualmente importante, ya que pueden erosionar el esmalte dental y empeorar el bruxismo.

Patrones de alimentación y hábitos saludables

No se trata solo de qué alimentos consumimos, sino también de cómo los consumimos. Adoptar hábitos alimenticios saludables, como comer conscientemente y evitar comer en exceso antes de acostarse, puede ayudar a reducir la probabilidad de bruxismo nocturno. Además, la incorporación de técnicas de relajación, como la meditación o el yoga, puede ser beneficiosa para abordar tanto el estrés como el bruxismo.

Para concluir, es fundamental recordar que el bruxismo a menudo es multifactorial, por lo que, además de cuidar la dieta, es recomendable buscar la orientación de un profesional de la salud, como un dentista o un especialista en sueño o un nutricionista, para un enfoque integral en el tratamiento del SMPM.

Un tratamiento eficaz
depende de un buen diagnóstico

Última modificación: 25-10-2023